Rogue One

Aunque aún sigue en la cartelera ha pasado ya tiempo desde el estreno de Rogue One, así que he decidido hablaros de ella.

No es que no haya tenido tiempo antes, es que no he querido por miedo a realizar algún spoiler inadvertido que pudiera fastidiar la película a los muchos fans de la serie, que como yo fuimos los primeros días, pero si alguien va a verla ahora, el riesgo de haber recibido spoilers por otras partes es tan amplio que el mío ya parece inexistente.

La verdad es que acudí a verla ilusionado (era una nueva película de Star Wars) pero escéptico después del «cuasi remake» de Episodio VII: El Despertar de la Fuerza y de las cagadas de Episodio I: La Amenaza Fantasma (lo siento no me gusta Yar yar vean por más que tenga su función principal y punto culmen en Episodio II: El Ataque de los Clones cuando es engañado por el canciller Palpatine para que sea él quien proponga la creación del ejercito al que se opone Padmé Amidala. Es demasiado tonto, zafio y atolondrado incluso para ello) y Episodio III: La Venganza de los Sith (donde yoda es salvado de la orden 66 en el planeta Kashyyyk por un wookiee sospechosamente similar a Chewbacca y al que yoda se refiere como tal; y lo siento puede entenderse como casualidad, pero para mí las dos actuaciones: como contrabandista independiente y héroe de las guerras clon —quizá debería ponerlas al revés ya que lo son en el tiempo— son incompatibles), por lo que pensaba que podía ser cualquier cosa.

Rogue One

Rogue One se establece temporalmente justo antes del Episodio IV Una nueva Esparanza, el primero de Lucas, por lo que era tan esperable alguna cagada como alguna aparición estelar inesperada (Han Solo, la madre de Rey, Lando Calrissian, Chewbacca,…) pero no. Los que aparecen ( Darth Vader, Moff Tarkin, Leia Organa y Bail Prestor Organa,…) en mi opinión son correcto y ya están en su papel, sin ninguna casualidad ni cruce extraño de por medio.

¿Qué que garantías tengo para pensar que Jyn Erso no es la madre de Rey?, pues para eso tenéis que ver la película.

Por lo demás no defrauda, aunque se sacan de la manga una luna, Jedha, en la que sitúan un antiguo templo Jedi, de la que no se había oído hablar hasta ahora en la saga. Lugar, como no, ocupado por el Imperio en sus albores debido a la existencia del templo. Eso motiva que tenga su pequeña sección de rebeldes comandados por Saw Gerrera, el mismo que rescata a la pequeña Jyn. No voy a entrar en los contactos que ello le da a Jyn, ya que es posible que sea una relación natural y no una casualidad, lo que sí es extraño es el que la abandone en un momento dado, quedarí más natural que ella, en su propia rebeldía, huiera volado del nido; y sobre todo queda sin sentido la muerte de Saw Gerrera, principalmente por cómo se produce, ya que podía dar lugar a un momento épico en el que se sacrifica por salvarlos y no así.

Aunque dejando de lado esos pequeños fallos, la película retoma los mejores aspectos de las primeras de la saga: ideales, ambición, una historia trepidante y, sobre todo, innovadora.