Jurassic World

Michael Crichton ha muerto, reinventemos a Michael Crichton.
Hace mucho que no os hablo de cine, también es cierto que hace mucho que no iba al cine, la comodidad y otras preocupaciones hacen que me centre más en los libros, de los que puedo sacar más partido que en una fugaz y breve impresión obtenida en el cine. También la posibilidad, salvo muy contadas excepciones, de ver la película en televisión, sin que se pierda nada relevante, desde luego la historia no se ve alterada por tener menor tamaño, hace que tenga abandonadas las salas.
Que cuando veo un película ya no sea de actualidad es uno de los motivos por los que no os hablo de cine, el otro es que sinceramente me cuesta hablar de una película sin revelar parte de su trama, por lo que la poca intriga que tiene os la voy a desvelar, así que tú y solo tú, lector, serás responsable si sigues leyendo el siguiente párrafo.

En esta ocasión el parque de Isla Nublar está en pleno funcionamiento y operación habiendo sido comprada la compañía Ingen por el empresario indio Simon Masrani, o al menos eso es lo que inicialmente aparenta, luego se ve que hay otros fondos y otros intereses, dejando la puerta abierta a una quinta parte que podría acaecer en cualquier lugar del mundo. Por lo demás el guion es una completa colección de estándares y situaciones previsibles.
Siguiendo la tónica habitual en los últimos años de ubicar a las mujeres en papeles relevantes de la pirámide empresarial, Claire Dearing, es la directora de operaciones del parque. Y también siguiendo la tónica de situar a sus órdenes, para con ello complicar la relación romántica, Owen Grady es uno de los cuidadores de los dinosaurios, como la mayoría exmilitar y un tipo duro. Naturalmente el choque de caracteres hace que no pasasen de la primera cita y tendrá que ser la adrenalina y el despido de ambos ante la más que previsible quiebra de la empresa lo que les lleve a unir sus vidas.
Completa el reparto Zach y Gray Mitchell, los sobrinos de Claire a los que esta invita a pasar unos días en el parque y que son, por ello, la excusa para que se tome interés especial en su rescate acudiendo en su búsqueda (y abandonando todas sus responsabilidades) cuando estos desobedecen las órdenes de regresar al parque durante la emergencia de la fuga del nuevo dinosaurio, el Indomitus un hibrido de Trex y, como se puede deducir en las primeras pariciones por su inteligencia y garras, velociraptor, además de otras especies auxiliares, antiguas y modernas.
Independientemente de los tópicos hay una serie de fallos de guion: por mucho que el Indomitus tenga la capacidad de reducir su calor corporal ¿cómo sabe que tiene que hacerlo para engañar a sus vigilantes?, si los cuidadores entran a examinar el recinto por una pequeña puerta, por la que no cabe el gigantesco Indomitus, ¿por qué cuando tratan de huir de él se dirigen a la más lejana puerta de tamaño gigantesco por la que puede salir, y de hecho sale?
Aunque no la pudimos ver en 3D, porque la máquina estaba averiada (y naturalmente era más importante poner en la sala que sí funcionaba el nuevo estreno de Los Minion) sino en una pequeña sala en formato tradicional, los efectos especiales, los paisajes de la isla, y los planos generales hacen que merezca la pena verla en el cine, aunque en su mayor parte sea ya animación informática más que película de cine.

El despertar de la fuerza

Aunque no sea un libro, hoy domingo del fin de semana del estreno, tenía que realizar este articulo especial, apartándome de todo lo que suelo traeros los domingos para hablaros de la nueva película, la que inicia la tercera trilogía (tanto en orden cronológico como de realización) de la saga de la guerra de las galaxias, El despertar de la fuerza, que fuimos a ver ayer sábado.
Como es obvio me gusto, no podría decir otra cosa. La película está plagada de guiños y recuerdos a la primera saga que se estrenó, también llena de flecos e información suelta que no sé si será aprovechada en las dos nuevas que se anuncian o sí por el contrario se usará para atraer a los fans a través de los nuevos canales que pueden gestionarse en internet.

El despertar de la fuerza
Guiños como la escena de la taberna, similar a aquella en la que se conocieron Luke y Han, escenas de combate, el uso de un compactador o la pasarela dentro de la estrella de la muerte, aunque en este caso no sea ya una estación espacial… que seguro que a los de mi generación nos traen recuerdos de cuando éramos jóvenes.
Quizá lo que peor llevé de la película es el ver a Han Solo y Leia Organa y pensar que en realidad no están caracterizados, no demasiado… y el momento en que la saga empieza preocupantemente a parecerse a Juego de Tronos (y no diré más para no hacer spoilers) lo que espero que no sea una tónica en el resto de películas que nos esperan.

Escuadrón Suicida

No suelo hablar de cine, y las pocas ocasiones en que lo he hecho ha sido para referirme a películas que pueden ser clasificadas como obras maestras, bien por lo files que son al espíritu de la novela en la que se basan, bien porque no existe tal novela pero siguen todos los cánones clásicos desde el punto de vista de la historia. Hoy he decidido traer una película por todo lo contrario: Suicide Squad (en español, Escuadrón Suicida) es una película de superhéroes o quizá debería decir de supervillanos, aunque claro quedaría decidir quién es quién.
El caso es que ninguno de los protagonistas, salvo el personaje de Will Smith (Deadshot) sufre el más mínimo cambio en su forma de ver el mundo ni experimenta ninguna evolución personal, al menos ninguna que llegue con éxito al final de la película. Incluso aquellos que inicialmente son presentados como “buenos”, como Amanda Waller que es presentada como miembro de la NSA, aunque cualquiera que siga los comics la reconoce como villana, y que en mi opinión tiene como objetivo una vez más ese autoflagelado de la sociedad occidental hacia sus instituciones y alores tan de moda en todos los medios de comunicación, cine incluido.

Escuadrón Suicida
Sin embargo, salvo por los fallecidos, que no voy a nombrar para no destrozar la película a algunos, la historia se limita a ser acción. Acción sin más motivada por los errores (o quizá no) de Amanda Waller. Pero dada la nula evolución de los personajes creo que podemos concentrarnos en que lo mejor de la película son las canciones, no es un musical pero la lista de canciones y la música es casi constante a lo largo de la película, muchas de ellas actuales pero otras clásicos del rock, del punk o de otros géneros musicales modernos y que en ocasiones llegan a silenciar las voces de los personajes, como queriendo decir que en el fondo no importa tanto lo que digan o quieran decir. Y por supuesto los gráficos, un 3d más que aceptable, sin llegar a ser el mítico de Avatar, quizá por lo oscuro de muchas de las escenas de exterior que a modo de simbolismo tienen lugar de noche, lo que hace que perdamos algo de profundidad. En resumen un buen rato si uno no quiere pensar mucho, pues incluso las reflexiones críticas se pierden dispersas en vanas conversaciones y en la trepidante acción.

Rogue One

Aunque aún sigue en la cartelera ha pasado ya tiempo desde el estreno de Rogue One, así que he decidido hablaros de ella.

No es que no haya tenido tiempo antes, es que no he querido por miedo a realizar algún spoiler inadvertido que pudiera fastidiar la película a los muchos fans de la serie, que como yo fuimos los primeros días, pero si alguien va a verla ahora, el riesgo de haber recibido spoilers por otras partes es tan amplio que el mío ya parece inexistente.

La verdad es que acudí a verla ilusionado (era una nueva película de Star Wars) pero escéptico después del «cuasi remake» de Episodio VII: El Despertar de la Fuerza y de las cagadas de Episodio I: La Amenaza Fantasma (lo siento no me gusta Yar yar vean por más que tenga su función principal y punto culmen en Episodio II: El Ataque de los Clones cuando es engañado por el canciller Palpatine para que sea él quien proponga la creación del ejercito al que se opone Padmé Amidala. Es demasiado tonto, zafio y atolondrado incluso para ello) y Episodio III: La Venganza de los Sith (donde yoda es salvado de la orden 66 en el planeta Kashyyyk por un wookiee sospechosamente similar a Chewbacca y al que yoda se refiere como tal; y lo siento puede entenderse como casualidad, pero para mí las dos actuaciones: como contrabandista independiente y héroe de las guerras clon —quizá debería ponerlas al revés ya que lo son en el tiempo— son incompatibles), por lo que pensaba que podía ser cualquier cosa.

Rogue One

Rogue One se establece temporalmente justo antes del Episodio IV Una nueva Esparanza, el primero de Lucas, por lo que era tan esperable alguna cagada como alguna aparición estelar inesperada (Han Solo, la madre de Rey, Lando Calrissian, Chewbacca,…) pero no. Los que aparecen ( Darth Vader, Moff Tarkin, Leia Organa y Bail Prestor Organa,…) en mi opinión son correcto y ya están en su papel, sin ninguna casualidad ni cruce extraño de por medio.

¿Qué que garantías tengo para pensar que Jyn Erso no es la madre de Rey?, pues para eso tenéis que ver la película.

Por lo demás no defrauda, aunque se sacan de la manga una luna, Jedha, en la que sitúan un antiguo templo Jedi, de la que no se había oído hablar hasta ahora en la saga. Lugar, como no, ocupado por el Imperio en sus albores debido a la existencia del templo. Eso motiva que tenga su pequeña sección de rebeldes comandados por Saw Gerrera, el mismo que rescata a la pequeña Jyn. No voy a entrar en los contactos que ello le da a Jyn, ya que es posible que sea una relación natural y no una casualidad, lo que sí es extraño es el que la abandone en un momento dado, quedarí más natural que ella, en su propia rebeldía, huiera volado del nido; y sobre todo queda sin sentido la muerte de Saw Gerrera, principalmente por cómo se produce, ya que podía dar lugar a un momento épico en el que se sacrifica por salvarlos y no así.

Aunque dejando de lado esos pequeños fallos, la película retoma los mejores aspectos de las primeras de la saga: ideales, ambición, una historia trepidante y, sobre todo, innovadora.